Descubriendo la Magia de intentar darle algo al Mundo

By 12/03/2019Testimonios

Sandra y María Escudero López

Lo primero antes de empezar a usar tecnicismos queríamos hablar de la realidad de este viaje, ha sido para nosotras un regalo para el alma, un regalo para la mente y un regalo para el corazón. Es increíble lo que te puede hacer sentir la magia de las personas, junto con el lugar y los más importantes, los protagonistas de nuestro viaje, nuestros niños y niñas…

Viajas a los Campamentos de refugiados saharauis para ayudar, colaborar, intentar dar lo mejor de ti, pero lo que recibes es algo mucho más grande. Ahora ese rinconcito del mundo tan especial tiene un trocito de nuestro corazón, y hemos podido ver que, donde creemos que solo hay pobreza, hay una riqueza invisible a los ojos y como bien dicen las paredes de BOL-LA hemos podido ver florecer el desierto.

Técnicamente viajamos para participar en un proyecto de continuidad, evaluación y desarrollo de las capacidades y la autonomía de los menores con diversidad funcional física que residen, temporal o permanentemente, en el Protocolo Ahmed-Zein Bolla junto con la presidenta de la Asociación Río de Oro ONLUS, Rossana Berini.

Como bien dicen estos tecnicismos y gracias a la Asociación Moviendo Arena y Rio de Oro Onlus hemos podido compartir 10 días de nuestras vidas con estas personas en BOL-LA. La casa tiene magia, la historia que se respira dentro, sus ocupantes (con los que acabas compartiendo risas y noches de té cuando las niñas y niños duermen), la guerrera Rossana Berini de la que hemos aprendido tanto, y nos queda tanto por aprender, y los más especiales de la casa… nuestros maravillosos menores, estos angelitos y angelitas son tan especiales, son sin duda los y las protagonistas de la casa y basta un solo día para que te roben el corazón y disfrutar como un regalo, sus caritas, sus reacciones, sus sonrisas y hasta sus llantos y enfados te dan la vida, no quiero olvidarme de sus ideas y ocurrencias que tantas risas nos han dado.

También tuvimos la suerte de poder visitar algunos de los campamentos, nos sorprendió mucho la forma de vida, la sencillez y las costumbres de esta tierra. Te sientes acogida desde el primer momento, te miran con ilusión y te abren las puertas de sus casas. No tiene nada que ver la forma de vida de los campamentos con la forma de vida europea. Es muy interesante el intercambio de historias culturales de ambos sitios. Los colaboradores locales que tiene la Asociación Moviendo Arena allí son increíbles.

También nos gustó mucho ver la cantidad de personas europeas que viajan a estas tierras, por trabajo, para correr la maratón, para hacer un voluntariado, para visitar a las niñas y niños de “Vacaciones en Paz”, etc.

Cómo bien hemos dicho al principio, siempre recibes más de lo que das y para nosotras ha sido increíble este viaje, en cuanto tengamos ocasión volveremos sin duda y, a todas las personas que quieran cambiar el pedacito de mundo que les toca, anímense, al igual que nosotras, a dar el primer paso.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies