María González

Dicen que la juventud lo puede todo, que siendo niños todo es muy sencillo, que los niños son de goma, que no se rompen, que lo aguantan todo. Dicen, que la juventud tiene tiempo, que pueden enfrentarse a cualquier problema, que su imaginación no tiene límites.

Pero eso no es así, al menos no del todo. Los niños no son de goma, sí se rompen, y desde luego, no tienen que aguantarlo todo. No tenemos tiempo, no podemos enfrentarnos a cualquier problema. Pero una cosa sí que tenemos, imaginación.

Imaginación para hacer que los niños saharauis, enfermos, cansados y con mil problemas miren hacia delante. Imaginación para que se levanten cada mañana mientras están con dolores y preocupaciones con una sonrisa de oreja a oreja, imaginación para enfrentar a un mundo que maltrata y menosprecia a los niños. Imaginación para darle valor a cada palabra, a cada sonrisa, a cada pisada. Imaginación para lograr que nos demos cuenta de que necesitan ayuda, para que se den cuenta de que les damos ayuda. Imaginación para echarle ganas y luchar por un pueblo olvidado, por su futuro, sus niños.

No, los jóvenes no somos omniscientes, ni omnipotentes, ni muchísimo menos, pero desde luego en Moviendo Arena tenemos una cosa clara, los niños son lo primero, y nosotros los que logramos que sientan que así es.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies