Natalia Rabadán

La definición más común del diccionario define al voluntario como aquella persona que obra por propia voluntad, sin esperar nada a cambio.  Sin embargo, creo que no expresa realmente lo que es, pues está carente de alma. Y es que, ser voluntario va mucho más allá.

Ser voluntario implica una actitud y un compromiso por apoyar una causa, por querer ayudar a personas que lo necesitan, por cuidar y dar recursos, por enseñar y, en definitiva, luchar por conseguir un mundo mejor. La variedad de acciones es infinita: desde combatir el cambio climático, hasta construir viviendas para gente sin recursos, pasando por el cuidado de personas y animales. Y me quedo muy corta. Puedes encontrar tu lugar en el voluntariado sin ninguna duda. La clave es que lo hagas porque realmente sientes esa motivación.

Sin embargo, lo que a priori no implica ser voluntario es todo lo demás. Lo que no se ve. Cuando te encuentras sumergido en la actividad del voluntariado, lo que no sabes es que los beneficios son mutuos. Y con esto me refiero a que, sin quererlo, el voluntario recibe mucho más de lo que da. Recibe satisfacción, esperanza, enseñanzas, y mucho cariño. Y eso es realmente maravilloso. Consigues crear un nuevo círculo que no conocías, que tiene el mismo compromiso que tú, y empiezas a sentirte parte de una familia.

Eso es justo lo que consigue Rio de Oro y Moviendo Arena. Todo lo vivido en Grottammare, todas las passeggiatas, las comidas, los bailes al ritmo de Waka Waka, las actividades, las tardes en la playa, los miles de gelatos, los primeros pasos para muchos, las enseñanzas por parte de los voluntarios para conseguir una mejor calidad de vida de nuestros pequeños y cada uno de sus abrazos y de las sonrisas, son realmente el mejor regalo del voluntariado. Y todo eso se recibe sin quererlo. Sin buscarlo. Y es realmente maravilloso.

Quiero destacar la gran labor que desarrollan toooodos los voluntarios que forman parte de Moviendo Arena, porque muchos de ellos son para mí parte de esa familia, y todo su esfuerzo y su cariño, se ve reflejado en conseguir un Sáhara libre y en conseguir que todos nuestros niños sean cada día más independientes.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies