Sandra Escudero

Es difícil hablar de esta experiencia en un solo texto. No sé muy bien por donde empezar, así que lo haré por el principio de todo, cuando conocí a la gente con la que iba a realizar este viaje. Llegue la última , y allí los encontré charlando en el aeropuerto, quien me iba a decir que acabarían siendo mi familia todos esos días. Chapó por su implicación, por su positividad, por no perder esa sonrisa por mucho que a veces se complicaran las cosas. Y con gente así, no podría haber salido mejor todo.

Rosana, que hacía el trabajo de tres médicos ella sola, pasando consulta a más de cien niños en los colegios de educación especial. Mahjoub su incondicional ayudante. Elvira y Laura con su energía máxima para todo. Cris, la ama del empoderamiento de la mujer, con su brutal programa. Laura calmaba cualquier situación de estrés y aportaba tres manos en cada cosa que hacía . Moha y Saila siempre echando una mano en formaciones y traducciones. Pino y yo integrando absolutamente a todos los niños en cada dinámica de juego. En fin, trabajo de equipo y equipazo.

Esta solo fue la primera parte del viaje, tengo que dar las gracias a las familias que nos acogieron en sus casas. Es sorprendente la hospitalidad y creo que por primera vez vi lo que realmente es compartir. Ellos no dan lo que les sobra, dan todo lo que tienen aunque no quede para ellos, sorprendente y admirable por mi parte.

La segunda parte del viaje la continué junto a Laura, mi dulce niña. Fuimos a Casa Paradiso y el nombre se queda corto para lo que realmente es aquello. No dejará de sorprenderme nunca Rossana Berini con cada uno de los proyectos que lleva a cabo. Ha creado un hogar de estimulación constante y rehabilitación, donde los niños y niñas pueden recibir sus tratamientos.

Aquí es donde pude continuar trabajando de terapeuta ocupacional, adaptando todo lo necesario para conseguir la máxima independencia de los y las pequeñas y formando a los que siempre están allí, para que mediante juegos, consigamos mejorar la motricidad fina y la graduación de fuerza.

Gracias Rosanas. Berini por hacer todo lo que haces y ser mi máximo referente y González porque además de mi referente, eres mi orgullo en la familia.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies